Site Loader

Muchos de nosotros luchamos con ese problema: practicamos deportes, usamos parches para adelgazar, tomamos suplementos y también seguimos una dieta para adelgazar, sin embargo … no perdemos peso. Desafortunadamente. Estas cosas suceden cuando cometemos algunos de los errores alimentarios equivocados. Vale la pena mencionarlos, conocerlos y nunca volver a cometerlos.

¿Por qué no estoy perdiendo kilos de más?

En Internet, podemos leer sobre los efectos adelgazantes de varias dietas: sin gluten, veganas, jugos, vegetales y frutas, repollo, paleo y muchas otras. También podemos leer sobre cómo funciona el deporte como quemagrasas natural, o qué suplementos utilizar para conseguir el efecto deseado. Podemos leer sobre todo esto e incluso aplicarlo, lamentablemente hay situaciones en las que nuestras buenas intenciones e incluso acciones no son suficientes.

Las dietas que consisten en eliminar o restringir determinados alimentos, o reducir el aporte calórico con el único objetivo de adelgazar, pueden ser destructivas para el organismo. Además, el Dr. Gary Foster, director del programa clínico de pérdida de peso y trastornos alimentarios de la Universidad de Pensilvania, descubrió que casi el 65 % de las personas que siguen una dieta para perder peso recuperarán su peso anterior en solo tres años. Surge entonces la pregunta… ¿por qué sucede esto?

¿Qué no hacer para quemar grasa de forma natural?

Como sabemos que a veces nuestras acciones no dan los resultados deseados y nuestra dieta adelgazante no tiene nada que ver con los efectos de nuestro trabajo, vale la pena prestar atención a varios aspectos que no se deben hacer si se quiere obtener el efecto deseado:

  1. Comes demasiadas calorías y quemas muy poca grasa. A veces, aunque pienses que no estás comiendo mucho, es posible que tu ingesta calórica sea demasiado alta para las necesidades reales de tu cuerpo. Aquí conviene recordar que si no estás haciendo ejercicio, al principio incluye algo de ejercicio en tu plan diario, porque como bien sabes, el deporte es un quemagrasas eficaz. También vale la pena verificar la demanda de energía real del cuerpo. Las calculadoras caloríficas sirven para este propósito.
  2. Comes muy pocas calorías… sí, es posible. Muchas veces, simplemente comemos muy poco, y esto puede resultar en la inhibición del metabolismo. Este es especialmente el caso cuando estás a dieta de nuevo. Vale la pena revisar aquí tu requerimiento calórico y compararlo con la cantidad de comida que te provees. Además, evite probar todas las noticias sobre dietas, dietas milagrosas y dietas de celebridades. También afectan a los trastornos del metabolismo.
  3. Falta de comidas regulares. Comer poco y saltarse las comidas principales. La falta de regularidad en la alimentación provoca muchas veces el deseo de picar sin control. Es mejor comer la comida principal que nos permitirá “sobrevivir” hasta la próxima. Por eso, vale la pena recordar planificar lo que se está comiendo, prepararlo y estar atento a los horarios designados de las comidas. Gracias a esto, sabes cómo adelgazar en dos meses.
  4. Consumir cantidades insuficientes de agua. Esto es especialmente cierto cuando hay más fibra en la dieta. Muy poca agua puede causar estreñimiento y peor desintoxicación en el cuerpo. Por ello, conviene recordar beber regularmente, unos 2 litros de agua al día. Puede ser un poco difícil al principio, pero con el tiempo se convertirá en un hábito y se acostumbrará a tomar un vaso de agua. El agua también es una parte importante de una dieta de adelgazamiento.
  5. Siempre las mismas comidas y poca variedad en la dieta. En tal situación, nuestro cuerpo rápidamente cae en el patrón, lo que se traduce en un metabolismo más lento. Por eso, conviene recordar no caer en la rutina, buscar productos de temporada y combinar diferentes sabores. Cuanto mayor sea la variedad, mayor será la posibilidad de acelerar la combustión.
  6. Falta de sueño. ¡Podemos vivir dos meses sin comer y solo once días sin dormir! Si duermes menos de 7 horas al día, tu vida será más corta y subirás de peso… ¿Cuánto? En el peor de los casos, ¡0,9 kg por semana! Vale la pena luchar por una buena noche de sueño, especialmente cuando estás entrenando. La falta de sueño puede dificultar el mantenimiento de un peso saludable o las fluctuaciones de peso. Esto se debe a una ralentización del metabolismo de la glucosa y una regulación inadecuada de la secreción de cortisol.
  7. Entrenamiento aburrido. Es sabido que el deporte es salud y un quemagrasas eficaz, pero si nuestra actividad es sólo una elíptica, una cinta de correr, una bicicleta y escaleras, en primer lugar, el entrenamiento es mortalmente aburrido, y en segundo lugar, no da para mucho. La mayoría de las mujeres, para deshacerse de los kilos de más, usan el mismo conjunto: ejercicio aeróbico y dieta. Si bien al comienzo de la pérdida de peso, el dúo antes mencionado le permite caber en jeans más pequeños, cuanto más adentro del bosque, peor. Todo lo que tienes que hacer es dejar tu dieta por un tiempo y holgazanear en el sofá, y las escamas volverán como un boomerang. Con el tiempo, para lograr efectos similares, las porciones que aparecerán en tu plato serán cada vez más pequeñas y pasarás más y más tiempo en la caminadora.

Cuando se lucha por una figura buena y saludable, muchas veces las buenas intenciones no son suficientes. Además, a menudo los ensayos por sí solos no son suficientes. En tales situaciones, uno debe actuar consciente y sabiamente. Gracias a este enfoque, no solo evitaremos los errores anteriores, sino que también obtendremos los resultados deseados. Los suplementos, el deporte y la dieta pueden funcionar como los parches para adelgazar, pero trate de no cometer los errores anteriores, porque incluso esto no ayudará.

Post Author: Greenline

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Naturalizer
Solicite un parche adelgazante que le ayudará a perder peso
Gracias
We respect your privacy. Your information is safe and will never be shared.
Don't miss out. Subscribe today.
×
×